miércoles, 4 de enero de 2012

Habemus PRESIDENTE!





Amado Boudou nació hace 48 años en la Ciudad de Buenos Aires. Su papá quiso que se llamara igual que él y su mamá, Azul, aceptó. Cuando Amado cumplió cinco años, sus padres decidieron mudarse a Mar del Plata. Pasó su infancia pescando pejerreyes con su hermano Juan en la laguna de Mar Chiquita y su adolescencia de asado en asado, en el Bosque Peralta Ramos.
Para esa época, ya todos lo llamaban “Aimé” (se pronuncia “Emé”), que es la traducción de su nombre al francés.
Cuando terminó el secundario, eligió estudiar Ingeniería Mecánica, pero dos años después se cambió a Economía: “Me inquietaban los fenómenos sociales, los cambios, lo que pasaba a mi alrededor. Necesitaba explicármelo a mí mismo. Cuando me encontré con la economía, fue un amor a primera vista: tenía formación de las ciencias exactas más política e historia. Un combo perfecto”, dice.
En los ochenta trabajó como productor de recitales. Convocó a Soda Stereo, Los Pericos, Los Ratones Paranoicos y organizó Rock in Bali, un festival con doce bandas en la playa que convocó a 20 mil personas. También fue disc jockey en Sobremonte, Frisco Bay y en El Morro de Santa Clara del Mar. “Soy fanático de todo el rock nacional –confiesa el ministro–. De las bandas más nuevas me gusta mucho La mancha de Rolando y Catupecu Machu”. De esa época arrastra una de sus aficiones: una colección de doce guitarras eléctricas que le gusta tocar en su tiempo libre.
Sus primeros trabajos, en los noventa, fueron en la administración de dos empresas de higiene urbana: Ecoplata y Venturino Eshiur. Llegó a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) en 1998 y empezó desde abajo, como analista. Pero en 2001 asumió la Gerencia de Presupuesto y Control de Gestión del organismo.
En 2003, impulsó la campaña de Juan De Jesús para la intendencia del Partido de la Costa y meses después asumió como secretario de Hacienda del municipio, cargo que ejerció durante tres años.
En enero de 2006, Boudou regresó a la ANSES como Secretario General de la caja previsional. Y cuando Sergio Massa dejó el organismo para asumir como jefe de Gabinete, Amado asumió la dirección.
Su nombre empezó a sonar fuerte en política en octubre de 2008 cuando anunció el proyecto de ley que concretó el fin de las AFJP y la reestatizó de los aportes previsionales. Así se evitó el colapso del sistema previsional. También participó en el diseño que del proyecto exigido por la Corte Suprema de Justicia, por el cual los haberes jubilatorios son ajustados de manera automática al menos dos veces al año en base a la movilidad que presenten los salarios y la recaudación fiscal y previsional.
En julio del 2009, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lo puso al frente del ministerio de Economía. A pesar de su formación técnica, desde el cargo resignificó el rol que juega la política en su ámbito: “Siento profundo orgullo por ser ministro de Economía de una gestión que pone a la política por encima de la economía. Nuestros logros económicos son decisiones políticas. Vamos a fondo, no hay lugar para posturas tibias cuando las decisiones requieren coraje”.

Las actividades oficiales que desarrolle durante estos días, Amado Boudou durante el tiempo que este ejerciendo como presidente en ejercicio serán comunicadas por la Presidencia de la Nación , señaló una fuente oficial. Así fue el caso de la difusión de la foto y la información de la primera actividad oficial que llevó a cabo Boudou en su despacho del Banco Nación cuando recibió de manos del ministro de Economía, Hernán Lorenzino y el titular de la Afip , Ricardo Echegaray y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa los resultados de la recaudación tributaria que tuvo un crecimiento en el 2011 interanual del 31,8%. Esta buena performance le representó ingresos al Tesoro Nacional del orden de los $ 540.000 mil millones.

Pero la jornada del presidente en ejercicio comenzó más temprano. Boudou salió de su casa en Puerto Madero, cerca de las 9 de la mañana, se dirigió en su auto oficial a la Casa de Gobierno e ingresó por explanada de la calle Rivadavia, para comenzar así el reemplazo por 20 días de Cristina de Kirchner.

Como no avisó previamente que iría, se perdió el tradicional saludo que se suele realizar al Presidente el oficial de turno que dice: "Buen día, señor presidente. La Casa de Gobierno sin novedad". Es que de acuerdo al artículo 88 de la Constitución Nacional, el vicepresidente está actualmente en ejercicio de la presidencia de la Nación con todas las atribuciones inherentes al cargo.

Ahora bien, Amado Boudou se sabe mantendrá un estricto bajo perfil, por esta razón, no trascendió a quien o quienes fue a ver a la Rosada. Sin embargo, ámbito.com pudo saber que se dirigió a firmar la notificación del traspaso formal de funciones ante el secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini. Cabe señalar que en la Casa Rosada estaban además el jefe de Gabinete, Juan Abal Medina, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Boudou luego de permanecer unos 40 minutos en la Casa Rosada se trasladó en auto al Banco Nación, a donde ingresó por la cochera ubicada en 25 de Mayo. En el despacho que se instaló en la entidad lo esperaba el ministro de Economía, Hernán Lorenzino. Según trascendió, el presidente en ejercicio junto con el ministro de Economía, siguieron atentamente los mercados, por estricta indicación presidencial. Al final de la rueda el Merval había subido a 2.715,46 punto lo que marcó una suba de 5,7% contra el cierre del martes.

En su primera actividad se reunió con el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, quienes le informaron los últimos datos sobre la recaudación de 2011, que fue 31,8% mayor a la de 2010 y alcanzó los $540.134 millones.

Este jueves, Boudou continuará con su bajo perfil y no es de suponer, salvo expresa indicación de la Jefa de Estado que el presidente en ejercicio vaya a tomar decisiones importantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

-Solo se publican comentarios respetuosos, ya sean adherentes o criticos.
-No se publican comentarios de anónimos.